Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos. La vida a veces es como una -gran autopista-, donde aparecen momentos en los que debes de afrontar caminos divergentes, como le ocurrió a Gael, propietario de este singular restaurante.

El marsellés Gael Bourg, ingeniero de profesión, y cansado de manejar enormes presupuestos para una multinacional constructora de aviones, una mañana decidió -dejar las alas- que surcan los cielos, aterrizar, y poner los pies en el suelo, para hacerte volar a través de sus propuestas gastronómicas.

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Barra

En una de las zonas más dinámicas del Cielo de Madrid, en pleno barrio de estudiantes, con cafeterías chulas, panaderías, tiendas de ropa vintage y una extraordinaria oferta gastronómica.

Nos atrae y provoca su nombre, si puedes pronunciarlo en francés es mucho más cool: Los Chicos Malos – Les Mauvais Garçons.

Malasaña en la calle Madera nº 36 (cerca de la Iglesia de San Ildefonso) acoge este restaurante que ahora cumplirá su primer año de vida, y de felicidad para sus propulsores.

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Sala

Gael es el jefe y Chico Malo, su espacio respira como una extensión de su casa, puesto a su gusto y criterio, desenfadado, comprometedor, sin ropajes, y con matices voyeur sin sex.

Sencillamente molón, apto para todos los públicos y marcas de móviles, como para unos cuarenta comensales.

En una de las paredes nos acompañan parte de su familia: su mujer, padrino y amigos, hasta un espejo que te sorprenderá al mirar a través de él.

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Familia

Tú eres puro arte, comenzamos con una Mantequilla Normanda con Chorizo picante y Alga Nori, para juntar con un excelente pan de Panic. Ese toque ahumado picante me pone happy.

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Mantequilla Francesa

No vamos a esperar…, siempre tomamos el “chupito” al final, porque no cambiar los tiempos y probarlo al principio. Hay que ser malos, nos han quitando el vaso, así pues, -con la boca y efecto aspirador-, jajajaja, de un sorbo “shuuuup” no deja de ser un shupito.

Semiesferas gelatinosas elaboradas a base de Ginebra, Albahaca, Menta, Jengibre, Lima y Aceite de Oliva, proceso -limpieza del paladar- para eliminar los sabores y preparar el siguiente pase.

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Chupito

Nos calentamos un poco para recibir el Foie Gras casero, viene de la zona del Gers en Francia, este delicatessen goza desde el año 2000, de una IGP (indicación geográfica protegida).

Encima le ponen un poco de pimienta y una sal muy especial que se produce desde el siglo XV en la Isla de Ré, llamada sal loca, esta compuesta de sal, bayas rojas y especias.

Se acompaña con dos puntas de Salsa de Piña para la niña, por si acaso el foie viene con demasiado sabor. Mejor evitar su mezcla para no rebajar intensidad.

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Tostadas de Foie Gras

Terminantemente prohibido apretar el foie sobre el pan, solo lo utilizaremos como soporte y acompañamiento, no se te ocurra “untar”.

Pan ecológico con aceite de oliva Venta del Barón de Córdoba con -cuatro años- seguidos como mejor aceite de oliva del mundo, y orégano a discreción.

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Pan de Panic

A Gael no le gustan los vinos con madera, está un poco cansado de que su familia solo compre madera, madera y madera.

Desde hace algún tiempo ha empezado a descubrir los vinos naturales, jóvenes, respetando la manera más tradicional de hacer las cosas, gustándole el espíritu un poco punk de la gente que hacen estos caldos.

Coincide un poco con su personalidad en la cocina, hacemos lo que queremos y punto. Al principio tiene una oxidación muy fuerte, produce burbujitas que se notan en el centro de la copa.

FOSC, es un vino tinto joven elaborado en la D.O. Penedes de 13% alc. Su variedad: Syrah, Tempranillo, y Sumoll. Muy complejo que gana “minuto a minuto”, es de los vinos más “raros” que he probado nunca. Está rico!!

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Vino FOSC

Camembert de leche cruda de la Normandie asado, Piment d´Espelette, relleno de Arándanos y frutos secos.

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Camembert de Leche cruda asado

Para el camembert, tenemos un relleno de mermelada casera de arándanos que se funde al centro entre capas, junto a los frutos secos compuesto de nueces y avellanas, para acabar coronando -de lado a lado- un sabor picante y afrutado de aroma hot que nos transmite la alegría de la vida por el piment d´espelette.

Je t’aime serait en toute simplicité. Amarte es tan fácil …

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Arándanos y Frutos secos

Yo voy, voy, y vengo. ¿Cambiamos de registro? Magret de Pato.

Haciendo base encontramos -dos salsas-, una de fruta de Piña y otra es una reducción de la propia carne del pato, en su cima: aceite de oliva, sal gorda y pimienta negra.

Perfecta de punto, por un lado marcada, y por el otro esconden el fuego. El resultado es jugoso, tierno, sabroso, seda fina para tus papilas.

Aunque su aspecto es crudo, en boca no lo notarás, su sabor es una auténtica delicia que te cautivará.

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Magret de Pato

Patatas Ratte. De origen francés, su tamaño es más pequeño y de forma ovalada, el sabor te dará a nuez, de textura mantecosa y crujiente, se presentan con su propia piel. Extraordinarias para servir junto a la carne.

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Patatas Ratte

Otra vertiente, solo PRODUCTO, apenas sufre alteración alguna. Tataki de Solomillo Ibérico.

Sobre una salsa de Dátiles al Cognac, recorren impecables medallones de una de las piezas más apreciadas que dejan ver su -grasa intramuscular- y que la dotan de un sabor especial y jugosidad.

Se adereza con polvo de Olivas secas, Sumac o Zumaque (una especia que sustituye al vinagre o limón), y que le confiere unos matices ligeramente ahumados, escamas de sal, Alga Nori y Pimienta negra.

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Tataki de Solomillo Ibérico

Tienes el control sobre mí. Foie fresco, directamente al horno.

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Foie Fresco

Es el PRODUCTO, -vuelta y vuelta- al horno nada más, con cuidado de que no se rompa, sal maldon y piment d´espelette.

Por fuera se torna un color dorado que excitará a tus papilas, en su interior mantiene el tono marfil inalterable, el raso para su textura y un sabor con el que alcanzaras la meta. De verdad que me gustas, de verdad que me encantas.

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
A la plancha

Tarta Tatín casera. Tarta de Manzana al revés, con caramelo y cinco especias. Nunca se come con helado de vainilla, porque dentro de la tarta lleva azúcar y helado de vainilla también.

Aquí se come con una crema de Normadie que le aporta un -toque agrio-, consiguiendo un correcto equilibrio.

Dejó las Alas para hacerte volar. Los Chicos Malos
Tarta Tatin casera

Nos comprometimos a no desvelar el SECRETO con el último postre, solo puedo decir que se trata de chocolate y otras pasiones.

Chicos Malos nos habéis emocionado con vuestra puesta en escena, con el PRODUCTO de calidad sin apenas elaboración, con vuestro buen rollo, enhorabuena equipo.

Hemos disfrutado de una extraordinaria experiencia gastronómica.

Los Chicos Malos (enlace web)

Dirección: Calle de la Madera, 36, 28004 Madrid

Teléfono: 640 61 27 07

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *