Sabor de Madre. The Loft

Sabor de Madre. The Loft. Recuerdo mi primera vez que puse Las Manos en la Mesa en un restaurante secreto, oculto, clandestino, y lo hice en Berlín, de nombre crackers. No fue tarea fácil dar con él, como puedes imaginar. Cuando descubrí su puerta de entrada, comenzaron las sorpresas, tras una gigante y tupida cortina azul. Sabor de Madre. The Loft.

Algo parecido me ha ocurrido hace tan solo unas pocas semanas. Me citaron en el número de una calle casi al final de la calle de Alcalá, no me avisaron con exactitud a donde me dirigía. El caso es que -tiré de smartphone- en varias ocasiones, por no dar con el lugar. Finalmente, un joven se personó para buscarme… 

Sabor de Madre. The Loft
The Loft by SalsaiSarten

Hola, buenas tardes!!, he pasado por la puerta pero, no he visto nada. Accedemos dejando una garita de conserje a nuestra izquierda, atravesando un pasillo hasta llegar a los ascensores. Segunda planta ilumina el tablero.

Busco la “letra” en su puerta de -color gris-, en la que solo dispone de un cartel en el centro: The Loft by salsaisarten, llegamos. Al otro lado, aguardan un grupo de expertos gastronómicos y de refinado paladar.

Su propietario es Simón Bragado, apasionado foodie y -amante de los fogones- quien un buen día se propuso emprender una aventura con destino a alegrar paladares y para llevarlo a cabo, ha elegido un espacio diferente.

Desde que puso sus manos en las mesas, en los principios de Diverxo, cuando estaba en la calle Pensamiento. Ya sabía que lo suyo, iba a ser ponerlas en la masa, y las puso en Albora e hizo practicas con Diego Guerrero Dstage.

Sabor de Madre. The Loft
Mesa para doce

The Loft by Salsaisarten, es una mesa con capacidad para doce comensales y cocina vista. Un espacio donde todo se puede personalizar al gusto de sus comensales. Desde el menú, hasta la música, pasando por proyecciones en pantalla gigante.

Ausente de protocolos, es como estar en tu casa o en la mía. Llévame contigo a disfrutar de una experiencia gastronómica.

3, 2 1, comenzamos. Nos dan directamente “la lata“, para empezar a hablar.

Sabor de Madre. The Loft
Nos dan la lata

En su interior descansan unos deliciosos Mejillones en escabeche casero. Mira que me gusta esta propuesta sencilla con un PRODUCTO tan versátil. Y que cada vez hay más gente que se anima a elaborar, dándole su toque personal.

Cumplen perfectamente su cometido, acompañando a los primeros tragos y puesta en práctica el -moje de pan-.

Sabor de Madre. The Loft
Mejillones en Escabeche casero

¿Qué vino desea beber? La Bodega eres tú.

Déjate llevar por la recomendación de su propietario Simón, o bien si lo prefieres, elige el vino que quieres en la mesa.

Sabor de Madre. The Loft
Vinos originales

Si algo tiene de especial este lugar, además de su puesta en escena, su mejor embajador, la Olla Ferroviaria. Con la que intentan que todo gire en torno a ella, elaborando sus guisos más tradicionales al ruido de -chup, chup, chup-.

La Olla Ferroviaria fue un invento de los agentes del Ferrocarril de La Robla, allá por la primera década del siglo XX, para prepararse diariamente en ella las comidas y cenas cuando realizaban servicio en trenes o hacían reemplazos en estaciones.

A veces, estos reemplazos duraban seis, ocho y hasta quince días, sin poder regresar a sus domicilios. Cocinaban por lo general cocido de legumbres con su correspondiente carne, tocino, chorizo y morcilla, o patatas con carne y de esa forma podían comer caliente. Volver al origen, la cuchara.

Sabor de Madre. The Loft
Olla Ferroviaria

Directamente desde la Olla, huele muy rico. Patatas guisadas con carne.

Sabor de Madre. The Loft
Patatas con Carne

Sin darme cuenta, -junto al plato- Simón Bragado, trajo a la mesa a mi madre María. Hacía mucho tiempo que no probaba aquellas patatas que durante tanto tiempo me acompañaron y que con tanto cariño elaboraba mi querida madre en su pequeña cocina. Sabor de Madre. The Loft.

Repetí y tomé un segundo plato, me supieron divinas. Emocionado, ando aún!!

Sabor de Madre. The Loft
Sabores de Madre

Que traerá la cazuelita…, momento postre.

Sabor de Madre. The Loft
El Postre

Arroz con Leche. Cremosos y bien aromatizado, con canela y limón, nos trasfiere su característico sabor.

Sabor de Madre. The Loft
Arroz con Leche

Café con recuerdos incluidos. Son muchos los momentos que tras una celebración, se preparaba al término de una buena comida.

Sabor de Madre. The Loft
Café de puchero

Y para acompañar, un dulce. Las famosas “rosetas”, que con “solo” meter los dedos en la base para extraer cada pieza, se convierte en un -pequeño juego-. Cuidado con su fragilidad, se rompen. Que buen sabor de boca.

Sabor de Madre. The Loft
Floretas

 

Bendita osadía profesional, son palabras de mi amigo y maestro Rafael Rincón, propietario y editor de El Trotamanteles, y que suscribo al -cien por cien-.

Gracias Simón, por recuperar unos códigos gastronómicos que hemos ido desplazándolos y sustituyéndolos por otros. Volver al origen, mola mucho más.

Volveremos a poner Las Manos en la Mesa y disfrutar de experiencias gastronómicas, no es una amenaza.

The Loft by salsaisarten (enlace web)

Dirección: Calle de Albasanz, 67, 28037 Madrid

Teléfono: 671 36 84 05

One thought on “Sabor de Madre. The Loft

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.