Te comerás hasta su piel. Limbo

Te comerás hasta su piel. Limbo. Hace tan solo unos días en la inauguración de un restaurante mexicano del cual hablaremos próximamente, coincidí con otros colegas gastros, entre ellos Ceviche de Sandia, con el que aprovechamos para ponernos al día. Te comerás hasta su piel. Limbo.

¿Cual es el último restaurante que has puesto las manos? ¿Has estado en Limbo?, Limbo??, bueno suelo estar varias veces al día, jajajajajajaja (unas risas). No, no lo conozco pero, lo apunto, -dicho y hecho-, 48 horas más tarde estaba poniendo Las Manos en la Mesa.

Preguntar por su nombre es un poco obvio, pero dejarme que os ponga en situación. Hotel Bastardo1, en la calle San Mateo 3, en lo que supuestamente estaría ubicada su recepción, –vestíbulo de entrada-, ha sido sustituida por dos zonas completamente diferentes.

Nada más pasar una puerta giratoria, a su izquierda, te darás con PICA-PICA, un espacio que tiene “tono” de cervecería, una pequeña barra y mesas para compartir narrativa, además de encuentros culturales, todo ello mientras pruebas algún platillo.

A la derecha, podrás visualizar en un rótulo las siglas LIMBO. Seguimos, quedamos, qué hacemos, nos adentramos. Mesa corrida y taburetes en el pasillo central, en el lateral -mesas tú y yo-, mediaslunas 4/6, y otras configuraciones en madera para seguir compartiendo espacio hasta 8/10 comensales.

Pasados unos instantes, ya vas haciéndote en el lugar, por supuesto, antes ha venido personal de sala para ofrecerte su bienvenida. Quiero seguir observando, sus techos altos y desnudos, donde se ven los -conductos de aire- pintados en amarillo, bombillas de colores que cuelgan de un -extremo a otro-, son de la última verbena. En la planta superior, te darás con una mesa comunal para más de 20 convidados, momentos para compartir.

Un poco canalla, -sin corbatas ni delantal-, de aspecto cool-industrial, con grandes ventanales y pinturas callejeras en el exterior. Una insaciable fábrica donde hacerse selfies.

Te comerás hasta su piel. Limbo

Espacio Limbo

Cocina vista si la mano quiere. Un cilindro gigante que parece sacado de la última de Terminator conforma su centro de mandos. Es aquí, donde alumbran con luz propia sus brasas, -dan color y mucho sabor- a los principales protagonistas de este Limbo.

Javier Brichetto, es el nombre de este chef argentino que nos acerca sus propuestas tocadas como si de una -varita mágica- se tratara, utilizan madera de encina para la base y carbón para continuar. PRODUCTOS braseados, ligeramente AHUMADOS. ¿Quieres más?

Te comerás hasta su piel. Limbo
Mirando en cocina

Comenzamos @cortafuegos, en esta ocasión con un Salmorejo de Tomates braseados y Ensalada de verano.

Te comerás hasta su piel. Limbo
Salmorejo de Tomates a la brasa

Otra versión para esta sopa fría que tanto nos gusta tomar cuando empiezan a subir las temperaturas. Estamos acostumbrados a probarla coronada con trocitos de -huevo cocido y taquitos de jamón-. En Limbo le incorporan unos toppings de vegetales y fruta, muy fresco, con trocitos de tomate, cebolla y aguacate, sin faltar un “chorreón” de buen aceite de oliva.

El ahumado de los tomates se aprecia de manera muy sutil, su aroma permanece largo y neutro en boca. Me quedo con las ganas de un final de traca.

Te comerás hasta su piel. Limbo
Salmorejo con Tomates a la brasa y Ensalada de verano

Vino para quedarse, simple, rico y divertido. Provolone a la chapa con Pimientos asados.

Te comerás hasta su piel. Limbo
Queso Provolone a la chapa

Nos gusta comerlo fuera de casa, sin duda el fuego lo hace “todo”. El Queso Provolone tiene unas características que gustan a muchos.

Tras aplicar el ardor aparecerá su “costra” en la parte superior, que hará cambiar de color. Del -blanco roto al amarillo pollo-. Debes emplear el cuchillo para trocearlo, a partir de aquí, ya es tu destreza al levantar el tenedor.

La cremosidad e intensidad de su sabor, harán que tus papilas se dejen querer. Esta propuesta hay que comerla caliente, muy caliente, de lo contrario morirá. Un toque que agrada, este de incorporar unos pimientos asados, que combinan muy bien.

Te comerás hasta su piel. Limbo
Queso Provolone y Pimientos asados

Este es el horno ideado por el chef Brichetto, dispone de tres compartimentos donde en cada uno de ellos y en función de la demanda, utilizan para las diferentes propuestas de su -corta, pero sabrosa carta-.

Te comerás hasta su piel. Limbo
Horno asador

Para el arranque utilizan leña de encina, convertida en brasa, incorporando carbón para mantener una temperatura homogénea. El tiempo de asado para el pollo es de hora y media (90 minutos). Fijaros que color tienen estas aves que no dejan dar -vueltas y vueltas-, hasta llegar a tu mesa.

Te comerás hasta su piel. Limbo
Pollos tomateros al carbón

Tomatitos braseados, en su propia rama y golpe de sal, sin más na. Sabrosos, recién salidos de las brasas, inflados en su propio jugo, hay que tener cuidado al pincharlos con el tenedor, pueden salpicar al comensal que tienes enfrente, casi como ocurre cuando estás pelando percebes. En boca, son pequeñas detonaciones que alegrarán a tu paladar, solo PRODUCTO.

Te comerás hasta su piel. Limbo
Tomates braseados en su rama

El despiece del pollo. Puedes pedir -medio o entero-, en todo caso lo sirven trinchado.

Se acompaña con una “cestita” de Patatas de churrería (patatas fritas), duritas bien ricas, y un -Aladino- de su propio jugo. No recomiendan ponerlo por encima, seguramente si te gusta más jugoso, espera para descubrir su pechuga.

Te comerás hasta su piel. Limbo
Trinchado del Pollo

El jugo es correcto, pero me quedo con las salsas que podrás ir incorporando sobre la marcha. De momento son tres, seguramente al chef se le ocurra alguna otra.

-De izquierda a derecha-. La que más me gusta es la de Ají amarillo, ligeramente picante en el final del trayecto, me encanta. Una clásica de Pesto y otra original de estilo Barbacoa con reducción de Whisky Jack Daniel´s, melosa ella. Si lo prefieres, puedes combinarlas dependiendo en la parte del pollo que te encuentres, muslo, contra muslo o pechuga.

Te comerás hasta su piel. Limbo
Un punto más, Ají amarillo, Pesto y Barbacoa

Te comerás hasta su piel. Limbo. no quiero que se malinterprete, no es necesario utilizar ninguna salsa adicional para darle sabor a esta exquisita carne de ave, solo si quieres buscar otros matices. Tú eliges salir del estado de confort.

Hablemos del Pollo, son denominados tomateros por su tamaño, poco más de mil gramos (1000gr), tienen su origen en una granja ubicada en la provincia de Toledo. Se alimentan de verduras y piensos. Antes de pasar a “rodar”, se salpimientan y pincelan con un preparado de ají panca (uno de los principales ingredientes de la gastronomía peruana), chipotle (chiles ahumados), pasta de ajo y aceite de oliva. Con toda esta preparación se dejan marinar durante 48 horas antes de descansar sobre las brasas.

El resultado es completamente diferente a lo que estamos acostumbrados cuando comemos un pollo asado. Normalmente separas su piel para desecharla, aquí es lo primero que te comes, es muy sabrosa. Su carne es blanca, casi terciopelo, suave y fina, posiblemente el mejor pollo asado que he comido nunca.

Te comerás hasta su piel. Limbo
Pollo asado al carbón

Nos venimos arriba y probamos todos los desserts, -aviso a navegantes-, déjate espacio para estas cucharadas inmensas de LOVE. Lemon Pie con Galleta de Mantequilla y Merengue quemado. Cítrico bien equilibrado, la galleta de mantequilla y el merengue completan unos bocados deliciosos. Inmersión de la cuchara al fondo y sacar un poco de todo, te sabrá divino.

Te comerás hasta su piel. Limbo
Lemon pie con galleta de mantequilla y merengue quemado

Fino y no es filipino. Flan de Dulce de Leche con espuma de Queso y Caramelo. Suave y delicado, esponjoso nada empalagoso. El toque de la espuma de queso y el caramelo, aportan un rollo molón. Lo mismo, cuchara al fondo y combina todos sus ingredientes. No podrás aguantar la espera.

Te comerás hasta su piel. Limbo
Flan de dulce de leche con espuma de queso y caramelo

Me has ganado un LIKE Brichetto, este Cremoso de Chocolate blanco con Fresas estofadas y espuma de Violeta. Como te lo cuento chef, me muero de amor, no te lo voy a negar.

Te comerás hasta su piel. Limbo
Cremoso de chocolate blanco con fresas estofadas y espuma de violeta

Este último es más clásico o quizás no tanto. Mug Cake de Chocolate con Helado de Galleta. Bizcocho en taza de sabor intenso a chocolate. Para seguir estando en Limbo.

 

Te comerás hasta su piel. Limbo
Mug cake de chocolate con helado de galleta

 

En definitiva, son propuestas para todos lo públicos y bolsillos. Se puede triunfar sin necesidad de invertir grandes cantidades de dinero en decoración, para prueba Limbo, los frescos del barrio. Gracias al Grupo La Musa por hacernos disfrutar sin salir del Cielo de Madrid. Gracias Adolfo y a todo el equipo, moláis mucho más.

Es como estar fuera de la realidad o sin enterarte bien que sucede, hasta que te llega al paladar. No me esperes yo me quedo aquí!!

Limbo asador (enlace web)

Dirección: Calle de San Mateo, 3, 28004 Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.